Donald Trump y Europa: Un necesario despertar

27 enero 2017
France Inter París

Con sus posiciones extremas y su actitud de desafío hacia otras potencias, el polémico hombre de negocios que ocupa la Casa Blanca desde el 20 de enero ha puesto en su contra a la mayoría de los países europeos. Ahora hay que transformar esta actitud común en verdadera política, estima Bernard Guetta.

Para la Unión Europea, Donald Trump es una verdadera bendición, ya que, en unas pocas frases, y con notable eficacia, acaba de reforzar sus filas como no se había producido en un largo tiempo.

Donald Trump está en esta categoría de estadounidenses a los que nunca les han gustado la idea de unidad de Europa, ya que lo ven como una amenaza a la preeminencia económica de su país. "La UE ha sido parcialmente construida para vencer a los Estados Unidos comercialmente. OK? ", manifestó en su entrevista al diario Times y a Bild. Sí, OK. En la creación del Mercado Común, los europeos realmente querían afirmarse en la escena económica internacional y tuvieron éxito en ello, al hacer de la UE la segunda mayor economía del mundo.

Donald Trump se mostró tan indiferente que de inmediato añadió: "Realmente no importa si va a separar o a permanecer unida", pero, aventurándose a predecir el éxito de Brexit y la dislocación de la Unión y, especialmente, para juzgar la OTAN como "obsoleta", simplemente pegándose un tiro en el pie.

Nunca antes desde la ampliación de la Unión, la aplicación de las políticas comunes de restricción de gastos presupuestarios y el subsiguiente divorcio entre Europa y sus ciudadanos, los europeos habían compartido la misma irritación y el mismo deseo de recoger el guante.

Hay como una unanimidad contra Trump y la escuchamos expresarse.

Merkel: "Continuaré comprometiéndome para que los 27 Estados miembros trabajen juntos frente a los desafíos del siglo XXI" .François Hollande: "Europa no necesita consejos externos para decirle lo que tiene que hacer ". España, a través de su ministro de Asuntos Exteriores: "* Donald Trump debería aprender a conocer la UE y la OTAN desde dentro". A las declaraciones públicas hay que añadir la exasperación que se escuchó el 16 de enero en los pasillos de las reuniones de los jefes de la diplomacia europea.

Una gran parte de los antiguos partidarios del "no" francés a la Constitution Europea de 2005 se hace europea y es el conjunto de Europa, a excepción de la extrema derecha, el que ahora comprende que el paraguas estadounidense ya no está asegurado y Donald Trump no sólo declaró la guerra comercial a México y china, sino también a Europa, que debe aprender a defenderse militarmente y comercialmente.

Tanto mejor. Gracias señor Trump por venir a despertarnos de un gran sueño, pero el problema con este amante de los tweets, es que también hay que subir el tono a Pekín, donde ya se habla de tomar "contramedidas fuertes" es decir, militares, si sigue jugando con la cuestión de Taiwán.

Europa cierra filas, pero el mundo se vuelve más incierto que nunca.

Factual or translation error? Tell us.