Violencia contra las mujeres: Europa no es una excepción

Zapatos rojos femeninos mostrados en una plaza no identificada el 25 de noviembre de 2016, día internacional contra la violencia contra las mujeres.
Zapatos rojos femeninos mostrados en una plaza no identificada el 25 de noviembre de 2016, día internacional contra la violencia contra las mujeres.
5 diciembre 2017 – Osservatorio Balcani e Caucaso Transeuropa (Rovereto)

A pesar de nuevas leyes y normas, los casos de feminicidio son todavía alarmantemente altos en todo el mundo, incluyendo a Europa.

43.600: el número de mujeres y niñas en el mundo asesinadas por un compañero, expareja o miembro de la familia en 2012. Un tercio de todas las mujeres afirman haber sufrido algún tipo de violencia, sexual o no, al menos una vez. Solo el 11 por ciento de las víctimas informaron del incidente a las autoridades. Estas cifras provienen del estudio Combating violence against women, publicado por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en noviembre de 2016. Los datos son alarmantes: las cifras, comparables al conflicto sirio: 40.000 muertos en los primeros 20 meses de guerra, un problema que concierne a todo el mundo.

Los países con más casos de feminicidios están diseminados a lo largo y ancho del mundo. En Rusia, El Salvador y Sudáfrica, la tasa de mortalidad es de 6 casos por cada 100.000 mujeres. En Honduras, es de 15 casos por cada 100,000 mujeres. En los países de Europa Occidental, la tasa promedio es de 0.4% de feminicidios por cada 100,000 mujeres al año. Para una mujer que vive en Honduras, por tanto, el riesgo de ser una víctima de femicidio, perpetrado por un compañero o un miembro de la familia, es 40 veces mayor que el de una mujer en Europa Occidental. Pero esto no significa que los datos sobre Europa sean de ninguna manera tranquilizadores.

El feminicidio en Europa en cifras

Excluyendo a los países sin datos disponibles, el mapa debajo muestra las cifras totales de feminicidios en 2015 para los países que ponen a disposición los datos a través de Eurostar. Italia, Alemania y el Reino Unido tienen el mayor número de casos.

Los fenómenos nacionales pueden apreciarse con más precisión en el contexto de la población (el número de feminicidios en proporción a la población femenina total). El siguiente gráfico muestra los países con las tasas más altas de feminicidio e incluye solo los países mapeados por Eurostat. Las peores situaciones se encuentran en Montenegro, Letonia, Lituania y la República Checa. Hungría, Bosnia y Croacia también tienen números más altos que la media europea.

Diferentes tipos de feminicidio

El gráfico anterior detalla la incidencia del feminicidio cometido por parejas o ex parejas, por ejemplo, padre, primo, hermano o hermana. En la mayoría de los países, el compañero es el perpetrador más común, pero hay excepciones: en Lituania y Bosnia la mayoría de los feminicidios son cometidos por miembros de la familia.

Un dato final que se desprende de los datos disponibles sobre casos de homicidio en toda Europa arroja luz sobre las tendencias divergentes de los dos sexos: mientras que los hombres víctimas de homicidio han experimentado en fuerte descenso en los últimos años, el número de mujeres asesinadas en Europa, no necesariamente a manos de un compañero o miembro de la familia, aún permanece, con un ligero aumento de 2013 a 2015.

Sin datos

Por desgracia, la disponibilidad de datos relevantes sigue siendo bastante limitada para la UE: los datos facilitados por Eurostat y procesados nuevamente por IEIG(Instituto Europeo de la Igualdad de Género), que actualmente tiene su sede en Lituania), sólo cubren 20 países, entre los que figuran 15 Estados miembros, 4 países candidatos de los Balcanes (Albania, Bosnia, Macedonia, Montenegro) y Suiza. Por lo tanto, hay 13 Estados miembros sin estadísticas accesibles sobre feminicidio.

Persisten fuertes discrepancias en la forma en que se recopilan los datos: para categorizar un caso como feminicidio, se tienen en cuenta el sexo de la víctima y su relación con el perpetrador. Esta evaluación es efectuada por la policía en Dinamarca, Grecia, Luxemburgo, Lituania, Malta y Polonia. Francia y el Reino Unido, por el contrario, proporcionan la información más detallada, informando los motivos, las armas utilizadas y las circunstancias generales del hecho.

Instrumentos legales para combatir el feminicidio

Pero, ¿cuáles son los instrumentos judiciales para combatir el feminicidio? Los primeros pasos en el tema se tomaron en 1979, con la Convención de la ONU para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW). A continuación, se aprobó en 1995 la Plataforma de Acción de Beijing. 16 años después, se elaboró el Convenio de Estambul para prevenir y combatir la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, aprobado por el Consejo Europeo en 2011. Hasta el momento, 14 países europeos han firmado, y la Unión Europea expresó su perspectiva positiva en septiembre de 2017, en el contexto de la violencia de género. Ahora la decisión está en manos del Consejo de la Unión Europea.

Las estrategias recomendadas a los firmantes de la Convención de Estambul a menudo ha mencionado las "tres p": Prevención (y, por lo tanto, educación), Protección (respuesta efectiva a las acusaciones de las víctimas de violencia de género) y Castigo ["punishment" en inglés] para los perpetradores de tales crímenes. Quizá se podría añadir también el Empoderamiento de las mujeres para combatir y eliminar la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica. En algunos países europeos hay un debate vigoroso sobre este tema. El Coloquio Anual sobre los Derechos Fundamentales, organizado por la Comisión Europea y celebrado los días 20 y 21 de noviembre de este año en Bruselas, tuvo a los derechos de las mujeres como tema de debate. Durante la conferencia, la comisaria de Justicia, Consumo e Igualdad de Género, Vĕra Jourovb, dirigió la atención a la brecha salarial. "En la Unión Europea, las mujeres ganan en promedio un 16% menos que sus colegas masculinos. Esta injusticia es inaceptable en nuestra sociedad. La brecha salarial se eliminará, porque la independencia económica es la mejor arma de las mujeres contra la violencia ". La Comisión está evaluando un "Plan de acción" para poner fin a la brecha salarial, que se presentará antes del final de su mandato (2019). Un paso más hacia una sociedad más igualitaria.

This article is published in association with The European Data Journalism Network – CC/BY/NC.

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Factual or translation error? Tell us.