Remuneraciones: Los salarios mínimos aumentan pero son muy desiguales en la UE

4 marzo 2018 – VoxEurop

El debate sobre la necesidad de establecer un salario mínimo en ámbito europeo se enfrente a las diferencias que mantienen los Estados al respecto.

Durante el mes de septiembre del pasado año 2017 se suscitó un intenso debate en el Parlamento Europeo sobre la necesidad de fijar un salario mínimo para el conjunto de países de la UE. Una medida objeto de polémica entre empresas, sindicatos y políticos. La Confederación de Sindicatos Europeos (ETUC) igualmente inició una campaña en febrero de 2017 para aumentar el salario mínimo a escala europea. El proyecto giró en torno al establecimiento de un salario mínimo que alcanzara el 60% del ingreso medio en ámbito europeo, a través de una resolución sobre dumping social. La comisaría de Asuntos Sociales, Marianne Thyssen, optó por proponer que todos los países de la UE establecieran un salario mínimo, en lugar de uno común para todo el territorio de la UE (actualmente (Austria, Chipre, Dinamarca, Finlandia, Italia y Suecia no tienen establecido salario mínimo).

Más allá del ámbito estrictamente político, resulta cierto que la recuperación económica está produciendo un aumento mantenido en los salarios mínimos en los países de la UE. En el estudio llevado a cabo por Eurofound, se revela que el crecimiento en el salario medio (nominal) de los empleados se ha acelerado en los últimos años, acompañando a la paulatina recuperación de la crisis económica.

Los países de la UE que registran mayores aumentos del salario medios se sitúan en Europa del Este, partiendo de salarios mínimos bastante más bajos que los del resto de países de la UE, habitualmente menores a 500€ mensuales. Bulgaria y Rumanía aplican el salario mínimo mensual más bajo de la UE: 235€ y 322€, respectivamente.Estos son los países que han experimentado mayor crecimiento en el salario mínimo, crecimiento que llega hasta el 38% en Rumanía.Pero siguen existiendo grandes diferencias entre los Estados miembros de la UE, y la mayoría de los nuevos Estados miembros tienen tasas de salario mínimo considerablemente más bajas (por lo general, menos de 500 € por mes) que la UE-15. Por el contrario, en la mayoría de los países de la UE-15, los salarios mínimos superan los 1.000 € mensuales. El más alto de la UE – en Luxemburgo (€ 1.999 por mes) – es 8.5 veces la tasa búlgara. Dentro de este grupo, el país donde más ha aumentado el salario mínimo es España (hasta el 8%).

Contemplando un período de estudio más extendido en el tiempo, el cambio en el salario mínimo legal debe considerarse en el contexto de los niveles de precios cambiantes. Entre 2010 y 2017, Bulgaria, Rumania, Hungría y Estonia siguen teniendo los mayores aumentos en el salario mínimo: estos oscilan entre el 23% en Estonia y el 84% en Bulgaria. Sin embargo, las tasas reales son considerablemente más bajas que las nominales. De la UE15, Luxemburgo registró el mayor aumento en términos reales (en casi un 5%). En cuatro países, sin embargo, los salarios mínimos disminuyeron en términos reales: los Países Bajos (0,7%), Malta (-1,4%), Bélgica (-4,3%) y Grecia (-24%). En general, en toda la UE, el salario mínimo en términos reales está creciendo más lentamente en la UE15 que en los nuevos Estados miembros, lo que indica la convergencia entre los dos grupos a plazo medio:

Factual or translation error? Tell us.