Neutralidad de Internet: La Red es igual para todos

17 abril 2018 – Osservatorio Balcani e Caucaso Transeuropa (Rovereto)

Una ley reciente en los EEUU ha limitado la llamada neutralidad de la Red, posibilitando que los proveedores de Internet proporcionen un tráfico de datos veloz a aquellos que pagan más. ¿Cuál es la influencia en la UE y los Balcanes?

Imagine que su suscripción a Internet es similar a la de la televisión por cable: consulta de sitios web y servicios pagados por separado para poder usarlos. Para dar un ejemplo, imagine que su proveedor de Internet ofrece Netflix a una velocidad menor que otros servicios: estaría en la paradoja de tener que pagar más por Internet en caso de que quiera ver Netflix, que ya paga con la suscripción al proveedor.

Las reglas de neutralidad de Internet vigentes hasta ahora prohíben el bloqueo de cualquier contenido legal, así como el bloqueo de ciertas redes sociales o aplicaciones. Los proveedores tampoco han podido ralentizar el tráfico de datos para algunos contenidos o crear el llamado "carril rápido" para quienes pagan más a los proveedores.

Debido a la reciente decisión de la Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos que socava el principio de neutralidad de la red, es probable que todas estas reglas sean menoscabadas.

Esto significa que los proveedores de Internet ya no estarán obligados a ofrecer a todos el mismo acceso a los contenidos o servicios, lo que obligará a los usuarios a pagar más por el acceso a Internet si desean utilizar ciertos servicios. Millones de personas podrían verse incapacitadas para seguir utilizando los servicios web a los que estaban acostumbrados, e incluso las start-up encontrarían grandes dificultades.

Teniendo en cuenta las consecuencias que esta decisión podría tener para los usuarios de diferentes proveedores de Internet en EEUU. -desde ralentizar el tráfico de datos hasta el pago por separado para el uso de ciertas plataformas- las organizaciones que se ocupan de la protección de los derechos y libertades de Internet temen que la misma decisión tomada en los Estados Unidos pueda ser adoptada por los gobiernos de otros países.

El mercado de la UE, que abarca a más de 500 millones de consumidores potenciales, está protegido por los principios de neutralidad de red aprobados en 2016, obligatorios para todos los operadores de telecomunicaciones nacionales.

Un año antes de la entrada en vigor de estas normas, más de 50.000 personas en toda Europa apoyaron la iniciativa para defender la neutralidad de la red. Wienke Giezeman es uno de ellos. El cofundador y CEO de The Things Industries, participó en el verano de 2015 en la campaña de sensibilización titulada "Salvemos Internet, protejamos la neutralidad de la red en Europa".

Mientras las instituciones europeas esbozaban las reglas sobre la neutralidad de Internet, se reunían activistas, periodistas, asociaciones de medios y muchos otros que trabajaban para obtener normas consideradas como apropiadas y correctas.

Cuando el proyecto de reglamento se publicó en 2015 y cuando el Organismo de Reguladores Europeos de Comunicaciones Electrónicas abrió espacio para el debate, los activistas incluidos en la campaña anterior enviaron 510.385 comentarios al borrador. Sus comentarios y las numerosas negociaciones sobre los aspectos legales han contribuido a la creación de las reglas europeas para la defensa de la neutralidad en la red.

Los usuarios europeos de Internet pueden sentirse seguros

Tras la votación en el Parlamento Europeo en 2015, el principio de neutralidad de Internet se aplica oficialmente en los Estados miembros de la UE a partir del 30 de abril de 2016. La neutralidad de Internet no es solo una garantía del éxito del mercado único digital, también significa que todos los habitantes de los 28 países miembros pueden usar los servicios de Internet de la misma manera.

Wienke Giezeman enfatiza que los cambios en la Unión Europea no son inminentes con respecto a la neutralidad de la red y, en su opinión, la decisión de Estados Unidos no tendrá ningún impacto en la UE. "Creo que esto hará que el caso de la UE sea aún más sólido, porque en los años venideros quedará claro cuáles son las consecuencias de la decisión estadounidense sobre la neutralidad de Internet".

A pesar de esto, dentro de la propia UE, hay casos de violación de estas reglas en países como Suecia y Alemania que son precedentes negativos. Uno de los mayores operadores de telefonía móvil en Suecia, por ejemplo, ofreció acceso ilimitado a aplicaciones como Facebook, Instagram y Spotify, sobre lo que recientemente escribió el New York Times. La aplicación del zero-rating, o cero de tarificación, que consiste en el acceso libre – es decir, sin descarga de datos móviles – a algunas plataformas sociales, de un lado rompe la neutralidad de la red, ya que favorece sólo la utilización de determinados contenidos y conduce a un acceso a la red filtrada por las intenciones de las grandes plataformas; por otro lado, lejos de ser una práctica de generosidad, significa cobrar a los usuarios no con dinero sino con el suministro de información y datos personales.

Wienke aclara que la aplicación de las reglas depende de las instituciones nacionales. La mayoría de las reglas, como las que regulan y reducen la velocidad de la red, son muy claras y no dejan espacio para la interpretación. Una excepción es la del zero-rating que sigue siendo motivo de preocupación. Wienke cree que la decisión de hace dos años sobre la neutralidad todavía puede considerarse una victoria. "Hubo un par de quejas, en su mayoría relacionadas con el zero-rating. Creo que siempre habrá una razón para la lucha, pero si en este momento estás comparando la situación con EEUU, puedo decir que estoy muy contento con nuestras reglas ".

En los países europeos donde la legislación de la UE aún no se aplica, las leyes de neutralidad de Internet derivan de las que rigen las comunicaciones electrónicas. "En la Ley de Comunicaciones Electrónicas de la República de Serbia, entre los propósitos y principios que rigen el ámbito de las comunicaciones electrónicas se incluye la posibilidad de que los usuarios finales durante el uso de las redes y servicios de comunicaciones públicas, participen y distribuyan libremente información, y usen las aplicaciones y servicios que deseen.No se menciona explícitamente neutralidad de la red, pero es evidente que su contenido está inscrito en los mismos principios de la ley", dijo Bojan Perkov, investigador de la Fundación policy SHARE.

En cuanto a los efectos en los Balcanes de las nuevas normas en vigor en los Estados Unidos, Perkov cree que por ahora no habrá una influencia directa sobre los usuarios de Internet en la región: "Pero si esta política se aplicará en el Estado donde nació Internet, esto podría empujar a otros tantos gobiernos de todo el mundo para iniciar una práctica similar

"Una de las cuestiones relacionadas con los principios de neutralidad de la red es el destino del desarrollo de las empresas de tecnología. Un cambio en las reglas podría afectar no solo nuestros hábitos en el uso de algunos servicios, sino que también podría impedir el desarrollo de las start-up.

Perkov, cuya Fundación ha abierto recientemente una serie en línea llamada "En la red", con el objetivo de guiar al público sobre estas y otras cuestiones relativas a los derechos digitales, lo explica de esta manera: "Las nuevas empresas en el mercado de las TIC, las denominada empresas de nueva creación (start-up), cuando comienzan no tienen el dinero para pagar el ‘carril rápido’ al proveedor de Internet, es decir, la redirección prioritaria del tráfico hacia su aplicación o su plataforma en línea. Con la falta de neutralidad, la competencia sería muy penalizada, porque las pequeñas empresas no podrían estar a la altura de los grandes competidores que ya tienen una gran cantidad de usuarios y los medios para pagar el tráfico rápido ".

En el verano de 2014, en su primera temporada de transmisión, el quinto episodio de Last Week Tonight con John Oliver de repente se volvió viral. El comediante británico no hablaba de un tema conocido, de una persona famosa o de la política mundial. El tema del episodio era la neutralidad de la red: invitaba a los usuarios de Internet de los EEUU a convertirse en defensores de sus derechos para acceder de manera justa a los servicios de Internet. Oliver logró introducir el problema en los hogares de los usuarios medios. Sin embargo, tres años más tarde, ha llegado el tan temido cambio en el quinto episodio de la serie.

Los usuarios estadounidenses pronto se enfrentarán grandes cambios en la forma en que usan Internet y, como explica Perkov, podrían pagar el precio. Por otro lado, los expertos europeos creen que Europa mantendrá una posición estable en la protección de la neutralidad de la red. Por el momento no está claro si la decisión de los Estados Unidos presionará a los gobiernos de otros países para que revisen las reglas sobre la neutralidad de Internet, pero los medios predicen que el debate sobre la neutralidad de la red volverá a ser animado este año.

Traducido por Alberto Pérez

This article is published in association with Parlamento Europeo.

Esta publicación ha sido producida dentro del proyecto Parlamento de los Derechos, cofinanciado por la Unión Europea. La responsabilidad sobre los contenidos de esta publicación reviene a Osservatorio Balcani e Caucaso Transeuropa (OBCT), y no refleja en modo alguno la posición de la Unión Europea.

Factual or translation error? Tell us.