Zona euro: El peligroso póquer griego

2 noviembre 2011 – Le Figaro (París)

La decisión del primer ministro griego de someter a referéndum el plan de rescate de su país es peligrosa e irresponsable, denuncia Le Figaro.

¿Acabará algún día Europa con el veneno griego? Quizás, pero será sin Yorgos Papandreu que, con una incomprensible desenvoltura, ha decidido jugarse el futuro de su país y de la eurozona en una partida de póquer, pues ha declarado sin informar a nadie de ello que debe someterse a referéndum el plan de ayuda europea a favor de Atenas. Con las medidas de austeridad impuestas a los griegos, el resultado de esta consulta plantea pocas dudas. Y se teme lo peor para Europa.

Sea cual sea la sucesión de acontecimientos en Atenas, las maniobras del primer ministro griego, más concentrado en sus cálculos de política interior que en sus responsabilidades como dirigente europeo, dejarán una serie de huellas imborrables. El "plan de la última oportunidad europea", firmado in extremis a cambio de acuerdos dolorosos y de grandes sacrificios financieros, queda gravemente debilitado. Y esperemos que no se haya dinamitado definitivamente.

Ahora se miden las consecuencias de esta maniobra griega. El pánico se adueñó de los mercados financieros y se acelera el contagio a otros eslabones débiles en Europa. Porque en este punto, nada garantiza que se puedan aplicar los "cortafuegos" ideados para evitar el desorden de la eurozona (eliminación de la mitad de la deuda privada griega, refuerzo del fondo de apoyo a los países en dificultades, creación de un segundo fondo financiado por los países emergentes…), a pesar de que lo hayan asegurado París y Berlín.

Por su parte, Grecia se sitúa a sí misma al margen de Europa. Este país, que entró a la fuerza en la moneda única con unas cuentas públicas falseadas, famoso por su laxismo fiscal y su incapacidad administrativa, ya ha sido socorrido en dos ocasiones por sus socios. Éstos, en nombre de los intereses superiores de Europa, desafiaron a su opinión pública para firmar cheques a nombre de Atenas, a pesar de que sus cajas estaban vacías. La acción de Grecia ha sido la gota que colma el vaso. La última gracia de Atenas acaba de desacreditar a Grecia, que se acerca a pasos agigantados hacia la salida del euro y cuenta con la complicidad culpable de Papandreu.

Factual or translation error? Tell us.