Crisis del euro: Somos todos unos hipócritas

Ilustración de Stephff para Il Sole-24 Ore
Ilustración de Stephff para Il Sole-24 Ore
29 abril 2010 – Frankfurter Allgemeine Zeitung (Berlin)

Se oye por todas partes que, antes de nada, Grecia debe demostrar su credibilidad. Pero no es la única que disfraza la realidad, recuerda el Frankfurter Allgemeine Zeitung. Ya es hora de deshacerse de las mentiras vitales sobre las que descansa nuestra sociedad.

Todos los cretenses son mentirosos, decía Epiménides el cretense. En la epístola de San Pablo a Tito, la parábola filosófica que evoca ese círculo infernal de la lógica parece todavía más dura: “Uno de ellos, su propio profeta, dijo: ‘Los cretenses son siempre mentirosos, malas bestias, glotones perezosos’”. Esto que llamamos la Paradoja de Epiménides ha encontrado su aplicación en la política, ya que todo el mundo pone el grito en el cielo por el hecho de que los griegos hubiesen mentido. Porque vivían por encima de sus posibilidades. Porque han contraído más deudas de las que jamás habrían podido reembolsar y porque esperaban que el resto de Europa (o más precisamente una parte del resto de Europa) les hiciese de tesorero. Al igual que los bancos que han recuperado los títulos griegos en sus carteras diciéndose a sí mismos que es cierto que un Estado puede encontrarse en quiebra, pero no un miembro de la UE.

**Lea el artículo completo en el sitio web de Frankfurter Allgemeine Zeitung**

Factual or translation error? Tell us.