Grecia: Cazar a los infractores hasta en sus piscinas

4 agosto 2010
Der Spiegel Hamburgo

En el barrio de Licabitos, Atenas.
En el barrio de Licabitos, Atenas.

Para llenar las cajas del Estado y cumplir sus obligaciones internacionales, el gobierno de Giorgos Papandreu ha decidido utilizar todos los medios posibles para hacer pagar a los griegos que evaden impuestos.

Cuando Nikolaos Logothetis habla de cifras es como si hablara de amor. "La ciencia de la estadística posee su propio idioma, basta con prestar atención para entender el origen de los males de nuestro país", explica este hombre de complexión imponente, barba cuidada y gafas de profesor. En el país de las cifras falsificadas, llama la atención este enfoque. Con 57 años, Nikolaos Logothetis, que acaba de ser nombrado vicepresidente de la nueva oficina griega independiente de estadística, se sienta a la mesa de un restaurante elegante de la capital y nos hace partícipes de su intención de reformar profundamente la institución. "Sólo tendremos que rendir cuentas al Parlamento y podremos trabajar con rigor e independencia", declara.

La estadística griega, o "Greek statistics", se ha convertido en una expresión en sí misma para designar la manipulación política, la contabilidad creativa, el desastre griego en su conjunto y los castillos de naipes estadísticos de los predecesores de Logothetis, uno de los cuales se ha exiliado en el extranjero. Desde hace unas semanas, Grecia asiste al regreso de la "troika" formada por la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE). Este trío, formado por un danés, un belga y un alemán, deberá estimar si las medidas adoptadas por el gobierno de Papandreu son suficientes para que Atenas pueda beneficiarse de un nuevo crédito de 9.000 millones de euros en septiembre.

Atenas también debe este nuevo comienzo a otro hombre: Ioannis Kapeleris, responsable de la brigada griega de la lucha contra la criminalidad financiera (SDOE), creada el pasado mes de diciembre. Con 50 años, Kapeleris es probablemente uno de los empleados gubernamentales más ocupados en este momento. En su oficina nos recibe con el rostro cansado, un cigarro en una mano, un café en la otra y la camisa desabotonada. "Miren", nos dice, mostrándonos una tabla de Excel. "Aquí tienen el número de casos de fraude fiscal descubiertos en junio de 2009 en el sector turístico en Atenas: 506. ¿Saben cuántos se descubrieron en junio de 2010? 4.340".

A la caza de piscinas ilegales en helicóptero

Sus colaboradores dan muestras de una gran imaginación para cazar a los infractores: a bordo de helicópteros de la policía, han sobrevolado los barrios ricos de la capital y han filmado las propiedades de médicos, abogados y hombres de negocios. También han utilizado fotografías por satélite para localizar algunos terrenos y residencias en el campo. Así es como han descubierto que los barrios periféricos de la ciudad no albergaban 324 piscinas como constaba oficialmente, sino 16.974. "No sólo nos esforzamos por pescar a los peces pequeños, también pescamos a los grandes", explica Kapeleris. La SDOE deberá recaudar al menos 1.200 millones de euros este año. En los seis primeros meses, el fisco ya ha cobrado más de 1.800 millones de euros.

En su informe provisional, el FMI destaca y aprecia los "importantes progresos" en la gestión de las finanzas públicas griegas, en especial con las reducciones drásticas de los salarios de los funcionarios y las pensiones de jubilación. Pero los grandes tesoreros internacionales no van a dejar de presionar al primer ministro griego: Atenas debe reducir urgentemente los costes de su sistema sanitario, liberalizar el mercado laboral y el energético y privatizar ciertas empresas públicas con grandes déficits.

Ya se prevén los conflictos que surgirán. Las últimas semanas han estado marcadas por las manifestaciones de los camioneros, que protestan contra la liberalización del sector, exigida por la UE. ¿Una simple anécdota? El caos que se ha producido en el abastecimiento de las estaciones de servicio tan sólo ha sido un adelanto de la oleada de huelgas que no tardará en llegar a Grecia. Kostas Papantoniou, vicepresidente del sindicato de funcionarios, ha vaticinado un periodo todavía más difícil para el gobierno. "Parecería que los funcionarios griegos cuestan demasiado", declara Papantoniou, "pero es totalmente falso: el 80% de los funcionarios gana entre 700 y 1.400 euros netos mensuales.¿A eso le llaman un estatus privilegiado?"

Un gran número de funcionarios sufrirá la política de austeridad del gobierno. Entre los más afectados se encuentran los que se jubilan este año. Tras haber cotizado durante decenios a las arcas públicas, les corresponderá una media de unos 40.000 euros al jubilarse. Además, para no agravar el déficit público, el gobierno ha decidido suspender temporalmente los pagos. Las cajas del Estado no deben estar vacías cuando el FMI y la Unión Europea realicen la inspección. La restitución del IVA por parte del Estado a las empresas o las indemnizaciones del personal de las empresas privadas han corrido la misma suerte. Por consiguiente, el milagro de la reducción de los déficits, gracias al cual el gobierno de Papandreu espera impresionar a la UE y al FMI, podría hacer que surgiera de nuevo en el país un estilo de contabilidad un poco demasiado creativo, lo que desembocaría en una reedición de la famosa "estadística griega".

Factual or translation error? Tell us.