Un llamamiento a los dirigentes y a los ciudadanos europeos: ¡Salvemos nuestra Europa!

8 mayo 2016 – VoxEurop

El nacionalismo y la xenofobia amenazan los valores fundamentales de la Unión Europea. En el Día de Europa, debemos reafirmar estos valores y avanzar hacia una Europa más integrada.

Nuestra Europa está en peligro.

Sus valores fundamentales están bajo la amenaza de los nacionalismos, de la xenofobia, del repliegue sobre sí misma.

Nuestra Europa, la más formidable construcción política de la historia moderna, no puede dejar que su modelo económico, social, cultural y ambiental, sea puesto en tela de juicio por la parálisis y la desconfianza de los gobiernos nacionales frente a los retos impuestos en primer lugar por la crisis económica, después por el dilema de los refugiados y finalmente por el terrorismo. En cada una de estas oportunidades se ha revelado claramente que la ausencia de cooperación y de coordinación entre los gobiernos europeos ha intensificado los problemas.

Sin duda, ha llegado el momento en el que nosotros, los ciudadanos europeos, hagamos que se escuche nuestra voz, nuestra voluntad de unidad y solidaridad siempre más grandes, y el deseo de una unión política más profunda.

Europa no es la causa de nuestros problemas, sino la solución. Durante demasiado tiempo, nuestro destino ha estado en manos de dirigentes nacionales y de instituciones comunitarias que en este momento están crecientemente desacreditadas.

Otrora símbolo de paz, de apertura y de solidaridad, Europa se ha convertido en sinónimo de repliegue, de rechazo, de egoísmo. Y los europeos tienen cada vez más problemas para identificarse con ella.

No queremos abandonarnos a la impotencia, a la crisis de confianza, a las dudas y a los miedos, a las imágenes de los refugiados que mueren en nuestras fronteras por falta de solidaridad entre los Estados miembros y por falta de valentía de los dirigentes europeos.

Resulta urgente salir del marco estrictamente nacional y construir una base política verdaderamente europea que pueda afrontar los desafíos de la Globalización, de la modernidad, y de una democracia renovada, a través, entre otras cosas, de la elección directa de los dirigentes de la Unión.

Nuestro sentimiento de pertenecer a un pueblo europeo, a una comunidad de valores, se topa de bruces con la incapacidad de traducir políticamente esta aspiración. Es por eso que deseamos que el 9 de mayo se convierta en un verdadero día de la Europa de los ciudadanos, y que sea la ocasión de enviar un mensaje a los dirigentes de la Unión: Europa es nuestro país, no puede haber un futuro sin una unión política y sin la construcción de un núcleo sólido para un Estado unido europeo. Estamos listos para ello.

Para comenzar, mostremos este 9 de mayo nuestro compromiso con una comunidad solidaria, unida, democrática y abierta. “Sin soñar acerca de una Europa mejor, nunca construiremos una Europa mejor” advertía Václav Havel. Manifestemos nuestro deseo de una Europa mejor y la exigencia de un salto hacia delante.

¡Manifestemos en las redes sociales, en los sitios web, en las ventanas y en todas partes los colores y la bandera estrellada de Europa, los colores de nuestro país!

Este llamamiento está apoyado, entre otros, por Fabien Cazenave, Pietro De Matteis (Federalist Party), Bernard Guetta (France Inter), Eric Jozsef (Libération),Ovidiu Nahoi (Dilema Veche, RFI Romania), Wojciech Przybylski (Eurozine), José Ignacio Torreblanca (El País), Anne Tréca, Nicolas Vadot (Le Vif)), Francesco Belluscio, Mario Benvenuto, Esther Cordero, Luca Feltrin, Sabrina Paglierani, Davide Pozzo. Escríbanos si quiere unirse a esta iniciativa

Translated by Raúl Durán Bravo

Factual or translation error? Tell us.