Referéndum en los Países Bajos sobre Ucrania: Las reglas del juego político han cambiado en Europa

6 abril 2016 – VoxEurop NRC Handelsblad, Trouw

El 6 de abril, los holandeses están llamados a votar en un referéndum para aprobar si el Gobierno debe ratificar el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Ucrania. Un "no" sería un golpe – uno más – para la UE, pero tendría al menos el mérito de marcar una nueva etapa entre los ciudadanos cada vez más desconectados de las élites y una Unión que pierde credibilidad.

La consulta fue promovida por tres organizaciones euroescépticas dirigidas por el grupo GeenPeijl("Ninguna clase"), la propia expresión del popular blog GeenStijl("Sin estilo"). Se recogieron más de 400.000 firmas para conseguir un referéndum. Las últimas encuestas indican que la mitad de los votantes no han decidido si iban a votar y de los que han decidido votar "sí" y "no" están igualados.

El resultado no es vinculante, pero parece claro que en caso de victoria del "no", será un duro golpe para una Unión invadida por una ola de desencanto por parte de los ciudadanos y que el Gobierno y los partidos tradicionales – que apoyan al "sí" – tendrán que considerar.

"Sus oponentes ven el referéndum como una oportunidad para aumentar el descontento social en contra de la UE," afirma NRC Handelsblad. Para el diario holandés,

No debe sorprender: básicamente, pocas personas están interesadas en Ucrania, mientras que la mayoría tiene una opinión sobre la UE. Cualquiera que sea el resultado, está claro que el referéndum hará más difícil para la UE poner en marcha nuevos proyectos sin consultar a la opinión pública europea. Nos guste o no, en Bruselas, el referéndum plantea una pregunta: ¿queremos una UE o no fuerte y ambiciosa? El campo del "sí" se basa en dos argumentos. En primer lugar, el tratado de asociación es un tratado comercial ordinario, que no abre a Ucrania la puerta trasera de la UE. [...] A continuación, el rechazo del tratado haría entrar a Rusia en el juego.

A pesar de los temores de que una victoria del "no" es "un regalo para Vladimir Putin", quien "ha anexionado Crimea apoyado a los rebeldes en el este de Ucrania y es probablemente corresponsable de la destrucción del avión MH17", como escribe Rob de Wijk en Trouw, NRC considera que "* la tercera guerra mundial no estallará si los holandeses votan "no".

El referéndum "Sin embargo, pone el dedo en la llaga," dice NRC:

El tiempo en el que la UE podía poner en marcha proyectos importantes sin consulta pública y sin la participación directa de la población está, sin duda, superado. El excanciller alemán Helmut Kohl pudo como un pequeño dictador imponer el euro de los alemanes en la década de 1990, así como la ampliación de Central y el sur de Europa ha visto la luz sin un amplio debate público. En 2005, la élite política europea todavía podía pasar por alto el rechazo franco-holandés de la Constitución europea.

Para el diario,

Un número cada vez mayor de los europeos es ahora crítico de la UE y trata de hacerlo claro a la élite de Bruselas. Durante las últimas elecciones europeas, casi uno de cada tres votantes votaron por partidos euroescépticos (incluyendo el PVV, el UKIP, FN, el Partido Libertad y Syriza), pero ello no fue suficiente; la "unión cada vez más estrecha" todavía avanza. Los ciudadanos europeos han encontrado otra manera: en el Reino Unido, a través del referéndum de permanencia en la UE, y los Países Bajos, a través de la consulta sobre Ucrania. Esto auumentará el entusiasmo por la participación directa en las iniciativas cívicas, y una serie de referéndum sobre el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (TTIP) y la adhesión de Turquía a la UE parece inevitable.

"Resultado directo de la creciente crítica hacia la UE, que viene de la izquierda y de la derecha", el referéndum holandés sobre Ucrania sería una oportunidad para que los líderes de la UE "aceptaran que las reglas del juego político han cambiado desde 2008 en lugar de "amenazar con el Apocalipsis" porque "la historia de que las políticas y los que las guían sabe más que la gente ya no convence a nadie".

La UE en su conjunto ha "perdido credibilidad" debido al "gran número de perdedores sociales" en proyectos anteriores. Por eso, dice NRC, "necesita un posible"'Brexit'o un posible rechazo del tratado con Ucrania": estas son todas señales de que "el sentimiento anti-sistema aumenta y es el preludio de una nueva fase en el desarrollo de la democracia post-nacional de la UE."