Instituciones: Barroso recupera la palabra maldita

13 septiembre 2012
Presseurop
Svenska Dagbladet, Der Standard, Romania libera & 2 otros

El presidente de la Comisión Europea ha trazado una vía ambiciosa para la UE al proponer una federación de Estados-nación. Pero así se suscita inevitablemente la cuestión de los poderes de Bruselas y del lugar que ocupan los países miembros, destaca la prensa europea.

En un momento crucial para una Unión Europea que encuentra grandes dificultades para salir de la crisis, José Manuel Durao Barroso ha querido dejar su impronta en el ánimo general. El 12 de septiembre, en su discurso anual sobre el estado de la UE, el presidente de la Comisión Europea ha formulado varias propuestas, una de ellas emblemática: una "federación democrática de Estados-nación", que se instauraría mediante un nuevo tratado europeo.

"Barroso no se ha mordido la lengua", espeta el Svanska Dagbladet. El periódico sueco señala que

Svenska Dagbladet, Estocolmo

la propuesta de una unión bancaria para reforzar los controles estaba prevista. Pero ha ido aún más lejos al afirmar que la UE 'debe' ir hacia una unión fiscal que desembocará en una federación. No parece existir ningún límite a los asuntos que, según Barroso, es razonable que sean gestionados por él. [...] La idea de Barroso ni es razonable ni deseable, y cabe preguntarse si él mismo cree que es realista. La propuesta parece más bien una manera de comprobar hasta dónde puede ir la UE al proponer medidas que aumenten su poder. Aunque esto quizá parezca una teoría conspirativa, no lo es por fuerza. El amor al proyecto europeo es grande en Bruselas, donde se cree románticamente en el lado bueno de una Unión en la que los países no dejen de acercarse los unos a los otros. Pero no por eso se ancla mejor la idea en la realidad. [...] Cuando más se orientan los países del núcleo de la UE hacia una federación más estrecha, más verosímil es que acabe en una unión más dividida, donde los países colaboren en diferentes niveles.

Más indulgente, Der Standard ha descubierto un nuevo Barroso, un "tipo de hombre político al que se ha buscado en vano durante los últimos ocho años: un verdadero combatiente". Según el periódico vienés, el presidente de la Comisión ha presentado

Der Standard, Viena

un buen plan. ¿Qué ha pasado? Durante mucho tiempo Barroso ha sido tristemente célebre por no ser más que un insípido lector de discursos. Se entenderá mejor si se recuerda que en sus tiempos de joven estudiante este conservador portugués luchó contra la dictadura de su país. Teme que pueda producirse un hundimiento si la comunidad no avanza más, con el riesgo que conlleva el desmantelamiento de la democracia que se observa en varios países en crisis de la UE.

Tal y como la ha descrito ante los eurodiputados, la visión que el presidente de la Comisión tiene del futuro "es un calco flagrante de la visión que tiene Alemania de una 'Europa unida'", opina el Romania Libera de Bucarest. Una visión

Romania libera, Bucarest

que supone una responsabilidad y una disciplina fiscales y presupuestarias, la reducción de las diferencias de competitividad y productividad entre el Norte y el Sur, y una integración política prudente que no borre las distinciones entre las naciones. [La sentencia del Tribunal Constitucional alemán sobre los fondos de rescate muestra que] Berlín está sobre aviso para que la federación europea no se transforme en un superestado. [...] La victoria del proyecto alemán suprime casi, a partir de ahora, cualquier visión alternativa.

Pero quizá no haya otra opción para salvar el euro, admite el Times de Londres, opuesto tradicionalmente, sin embargo, a que se profundice la integración europea:

The Times, Londres

Los ciudadanos del continente nunca se habían resistido tanto al sueño de los padres fundadores de una unión cada vez más estrecha. [...] La idea de poner en marcha de nuevo la máquina de torturas de la negociación de tratados es lo último que querrían los políticos. Pero la gran paradoja de la situación de emergencia por el euro es que, pese a la impopularidad de la Unión, la mayoría de los Gobiernos, entre ellos el británico, están ahora de acuerdo en que no se puede salvar a la moneda única sino es con nuevas cesiones de soberanía por parte de los Estados miembros. Lo que los franceses denominan una 'huida hacia delante'.

Esta evolución, observa el Daily Telegraph, va a reforzar la petición de un referéndum sobre la pertenencia del Reino Unido a la UE. El diario llega incluso a afirmar que el Gobierno está pensando cómo podría proponer, en caso de que se celebrase un referéndum, "una recomendación según la cual Gran Bretaña continuase en la UE sin integrarse en una unión política". Pero "nada podría ser peor para David Cameron" que semejante debate,

The Daily Telegraph, Londres

pues se produciría de camino a las elecciones generales de 2015 y situaría esta cuestión que tanto divide en el centro del debate político.