Acuerdo comercial transatlántico: Un buen trato para Cameron y Obama

18 junio 2013
Presseurop
The Wall Street Journal Europe, Die Welt, Frankfurter Allgemeine Zeitung, Die Tageszeitung

El acuerdo comercial entre la EU y los EEUU beneficia principalmente a David Cameron y a los Estados Unidos. Para el primer ministro británico es un paso crucial de su plan para obtener apoyo y mantener a Gran Bretaña en la Unión Europea. Para la administración Obama se trata de una victoria económica que dinamizará la creación de empleo y las exportaciones, tal y como defienden el Wall Street Journal y la prensa alemana.

Para The Wall Street Journal, el anuncio de las negociaciones comerciales es el resultado del trabajo realizado durante meses entre bambalinas por los diplomáticos británicos que han peleado tanto para asegurar el apoyo al acuerdo comercial como para garantizar el impacto diplomático que supone para el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, dado que es el anfitrión de los líderes del G8 en Irlanda del Norte. El diario económico publica:

The Wall Street Journal Europe, Bruselas

Para Cameron, el Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP) es mucho más que un mero acuerdo comercial. Es fundamental para su campaña de reconciliación del Reino Unido con su pertenencia a la UE antes del referéndum que ha prometido para 2017. [...]Cameron cree que si se concluye con éxito el TTIP, se reducirá en gran medida la presión que sufre para conseguir una renegociación completa de las condiciones de la pertenencia británica antes de 2017.

Para Die Welt el acuerdo sobre la zona de libre comercio entre la UE y los Estados Unidos “beneficia ante todo a los estadounidenses”. Según un estudio del instituto de opinión Ifo, realizado por encargo de la Fundación Bertelsmann, que analiza las consecuencias en 126 Estados de constituir esa zona de libre comercio, su puesta en marcha:

Die Welt, Berlín

permitiría crear 1,1 millones de empleos suplementarios en los Estados Unidos e incrementar en un 13,4% el PIB real per cápita. Sin embargo, también podría perjudicar a los países no-miembros de la zona, porque se importaría menos desde esos países. Perjudicaría especialmente a los socios comerciales tradicionales de Estados Unidos, concretamente a Canadá y México, cuyos ingresos per cápita podría reducirse de media un 9,5% y un 7,2% respectivamente.

El Frankfurter Allgemeine Zeitung especifica que a raíz de este acuerdo el intercambio comercial en el seno de la UE también disminuirá:

Frankfurter Allgemeine Zeitung, Berlin

El volumen de intercambio comercial entre Alemania y los países del sur de Europa bajará en un 30% [...] y el que hay entre Alemania y Francia, un 23%, […] mientras que se duplicará el que existe con los Estados Unidos. [Así que] la unión aduanera [puesta en funcionamiento por la UE en 1968] se verá devaluada.

Por su parte el Tageszeitung comparte la inquietud de una asociación de 22 ONG sobre las consecuencias de la apertura del mercado europeo para el acervo en materia de protección del consumidor en Europa.

Die Tageszeitung, Berlín

Carne de pollo desinfectada con agua de lejía, terneras clonadas y productos alimenticios modificados genéticamente, esos son algunos de los peligros que acechan al consumidor europeo.