UE, Turquía y los refugiados: Un acuerdo “perverso, legalmente cuestionable y moralmente inaceptable”

15 marzo 2016 – VoxEurop Hürriyet, Türkiye, Efimerida Ton Syntakton & 4 otros

Mientras que los diarios turcos optan por una perspectiva realista sobre el acuerdo del 7 de marzo para parar el flujo de refugiados con rumbo a Europa y con origen en Oriente Medio, los diarios europeos expresan su indignación, acusando a la UE de plegarse a las demandas de Ankara, en el momento en el que el régimen turco ha tomado un camino sin precedentes hacia el autoritarismo..

El acuerdo, que será ratificado en una cumbre europea el 17 de marzo, establece medidas para enviar los solicitantes de asilo sirios a Turquía si aterrizaron ilegalmente en Grecia (aceptando al mismo tiempo a los que han hecho una solicitud de asilo en Turquía), un pago adicional de 3.000 millones de € a Ankara para gestionar los refugiados, patrullas marítimas mixtas entre la UE y la OTAN en el mar Egeo y la reapertura de las negociaciones de adhesión entre Turquía y la UE.

Cengiz Çandar hace hincapiéen Hürriyet en que el acercamiento en las relaciones entre Ankara y la UE "es el trabajo del Gobierno que más se opone a la UE" en un momento en que -

Hürriyet, Estambul

La UE necesita más a Turquía debido a la amenaza existencial con la que ve la crisis de refugiados. Para la UE, poniendo fin a la crisis significa obtener la ayuda de Turquía para actuar como un "guardia de fronteras". Esto a cambio de dinero en efectivo y que la UE cierre los ojos a las violaciones de derechos humanos de Turquía y el debilitamiento de las libertades fundamentales.

En el diario Türkiye Nuri Elibol lamenta que la UE " se ha despertado tardíamente" de las atrocidades en Siria, y aun entonces ", sólo para intentar impedir a los refugiados que vengan en lugar de tratar de poner fin a la crisis humanitaria en su país. Los intereses especiales tienen prioridad sobre los valores humanitarios. "El acercamiento entre les UE y Turquía ha sido organizado a tal fin", sostiene el columnista, quien agrega que-

Logo – Türkiye,

El acuerdo negociado entre la UE y Turquía parece tener dos enfoques radicalmente diferentes. La UE quiere dejar la mesa con un acuerdo o una solución va a resolver la crisis de refugiados, que ve como un gran dolor de cabeza. Por otra parte, Turquía quiere abordar el tema en el amplio marco de las negociaciones de adhesión. Levantando los visados en 2016, preparando el reinicio de negociaciones de adhesión y con el envío de los refugiados sirios de Turquía a la UE cada mes - con ayuda de la fórmula "uno-dentro-uno-fuera" - son polémicos para algunos Estados miembros de la UE. Pero se cree que estos problemas estarán resueltos antes del 17 de marzo. ¿Las medidas resolverán la crisis de refugiados de Siria? Es difícil responder afirmativamente a esta pregunta.

"En lo que respecta a Grecia, Ankara ha pedido despejar las islas griegas de emigrantes y refugiados trasladándolos de nuevo al continente, antes de colocar a los funcionarios de fronteras turcos allí para comenzar el proceso de repatriar a una nueva ola de refugiados", argumenta Efimerida ton syntakton tono en Atenas. Pero, añade -

Logo – Efimerida Ton Syntakton, Atenas

La última demanda tiene dos consecuencias: la primera sobre si la UE es capaz de aplicar y hacer cumplir cualquier acuerdo que pueda existir y la segunda en lo que respecta a la restricción de la soberanía griega en su propio suelo. ¿Quién podría aceptar dicho acuerdo? Las demandas ridículas de Turquía son sin duda informadas por las divisiones de la UE, con la decisión tomada por los países de Visegrado y Austria de cerrar sus fronteras y por sus actitudes racistas y nacionalistas. Y luego está el hecho de que estos países tienen a Turquía en la tarea de tratar de imponer sus propias actitudes. El resultado es un nudo gordiano. ¿Qué deparará el futuro? Es de esperar que otros países insistan en los principios fundadores de la integración europea para salvaguardar el futuro de la propia Europa.

El resultado de la cumbre UE-Turquía del 7 de marzo es que "Europa ha ganado un retraso de diez días para tomar una decisión sobre los refugiados. Mientras tanto, las negociaciones continuarán entre Bruselas y las capitales de Europa. Y nadie puede decir lo que sucederá en la cumbre del 17 de marzo ", sostiene George Malouchos en el diario griego To Vima -

Logo – To Vima, Atenas

Pero hasta entonces, las fronteras y los refugiados se quedarán en Grecia. Así que esperemos otros diez días para escuchar la decisión definitiva- y muchas más que seguirán- para ver si y cómo Turquía pondrá su plan en marcha, y si y como los países europeos responderán a la táctica dilatoria de Ankara. Hasta entonces, esperaremos con nuestras fronteras totalmente cerradas.

En Il Sole 24 Ore, Adriana Cerretelli afirma que el "pacto de hierro" firmado con el poder de Erdoğan ha "transforma de repente Turquía en Estado miembro 29 de la UE. Al menos de facto si no de jure". Lo que es más, llega después de" un sorprendente cambio de sentido que rompe las barreras que se creían insuperables y, sobre todo, ignora las mínimas condiciones requeridas -. El respeto de los valores fundamentales de Europa, como la libertad de información y expresión, la igualdad sexual, la protección de las minorías ". No es la primera vez que Europa ha mostrado esta "amnesia selectiva", añade. -

Logo – Il Sole-24 Ore, Milán

Pero no hemos visto nunca antes un país candidato a la UE, condenado recientemente porque no cumplía sistemáticamente con los requisitos esenciales para la adhesión, creando un nuevo acuerdo bilateral que dobla la demanda de concesiones a cambio de detener el flujo de inmigrantes. Esta es la Europa a la que estamos acostumbrados- cínica y sin escrúpulos - pero todo este cinismo no ha resultado útil. Ha sido debilitado por el triunfo de los propios movimientos nacionales, y sigue siendo un prisionero del riesgo habitual de mirar fuera de lugar. Incluso cuando juega con la propia identidad y decide jugar a la ligera y pierde sus valores en el gran banquete del Sultán. El tiempo dirá lo que vamos a tener que pagar por ello.

"Perverso, loco, legalmente cuestionable y moralmente inaceptable" afirma Eric Bonse en Die Tageszeitung, sin morderse la lengua. Y su crítica virulenta se dirige ante todo a la canciller alemana, Angela Merkel -

Logo – Die Tageszeitung, Berlín

En primer lugar un giro hacia delante, ¿y ahora una voltereta hacia atrás? La gimnasia de la política de asilo de la UE me deja sin palabras. [...] De repente, no sólo la ruta a través de los Balcanes se bloquea, sino que todo el mar Egeo se cerrará al paso. Y aún más loco: por cada migrante "ilegal" que Grecia envía de vuelta a Turquía, un inmigrantes "legal" podrá entrar en Europa. Este llamado principio de "uno-dentro-uno-fuera" se dice que es la idea de Davutoglu, el primer ministro turco. En verdad, tiene las marcas de la obra de Merkel - al igual que la cumbre al completo, de hecho, fue organizada a su petición justo antes de las elecciones regionales de Alemania. Este principio perverso señala una ruptura radical con el derecho de asilo al que estamos acostumbrados en Europa. Antes, este derecho era para los individuos, ahora va a ser pasado por alto por la expulsión en masa de refugiados. Es cuestionable legalmente y moralmente inaceptable.

En El País, el columnista Rubén Amón afirma que "Europa reniega de sí misma y externaliza el problema de la inmigración, poniendo en bandeja a Erdogan la adhesión de Turquía a la UE" -

Logo – El País, Madrid

No pudiendo ni queriendo resolver la crisis migratoria, la UE ha decidido subarrendarla. La ha externalizado. Ha contratado la gendarmería turca, no tanto a cambio de 6.000 millones de euros —el doble de la cifra original—, sino al precio incalculable que supone renegar de los principios fundacionales comunitarios. Sea porque Europa se abstrae de las responsabilidades humanitarias. Sea porque el acuerdo canoniza las expulsiones en caliente. O sea porque la UE rebaja a Turquía las condiciones de su adhesión.